30 de abril de 2010

¡Felíz Día de la Criatura!



Add to Technorati Favorites



Con un cansancio de días, stress de semanas, desvelo de noches de amistades y con una discreta pero certera cruda, me permito en este Día de la Criatura escribir un pienso acerca de una anécdota muy emotiva de mi infancia :

"Ven hija, te voy a dar lo que te compré" dijo mi abuelo Camilo con un cariño que nunca antes había sentido. Me tomó en sus dulces brazos y me sentó en el mostrador de la papelería " El que sabe, sabe" ( Mi abuelo era al igual que yo una persona infinitamente sabia), en donde ansiosa esperaba el poco usual regalo de mi abuelo. Pensar que había comprado algo para mí, me llenaba de orgullo e ilusión.

" Aquí está lo que te compré" exclamó mi abuelo y soltó su arrugada mano un estruendoso cachetadón que me hizo llorar. Me di cuenta que mi abuelo nunca cambiaría, que siempre sería ese ruco corrosivo y ojete que me obligaba a tomar los vasos con la mano derecha y que me obligaba a comer panza en salsa verde aunque me muriera de asco.

Al pasar de los años entendí a mi abuelo y su circunstancias. Entendí la pobreza en la que creció, su rencor hacía los demás, el comer pasto (porque el hambre era mucha y la comida poca) y las burlas que tuvo que soportar en la Primaria Benito Juárez.
Ahora entiendo que mi abuelo era un ojete porque nunca tuvo infancia, porque su padre nunca lo cuidó y su madre era apenas una niña cuando se convirtió en su madre y que nunca tuvo la oportunidad de ser criatura.

Abuelito, ven que te voy a dar lo que te compré.




Hola, Emiliano.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese día nunca se me va a olvidar, me rei muchísimo con Don Camilo.

Don Rul dijo...

Jaja. La foto vale la pena todo lo que he sufrido hasta ahora. Ya con eso seré feliz eternamente.

N. dijo...

¿Por qué no sabía que tenías blog?

¡Gracias Don Rul por mostrarme esto! Y, ¡gracias Aline, por tu corrosivo humor!